Requisitos para poder realizarse el Tratamiento

Hoy en día, con el tipo de láser adecuado, el único requisito imprescindible para poder realizarse una tratamiento de depilación láser con éxito es que el vello a eliminar sea más oscuro que la piel que lo rodea.

Lo que sí que existen son factores que condicionan e influyen en el proceso:

Mayor o menor concentración de melanina

Cuanto mayor sea el porcentaje de melanina (más oscuro sea el vello), las posibilidades de éxito aumentan y normalmente se reduce el número de sesiones necesarias. Las canas no se pueden eliminar con láser.

Fototipo de la piel

Es imprescindible tener en cuenta el fototipo de piel para determinar los parámetros adecuados durante el proceso de depilación. Los fototipos altos (mayor fototipo cuanto más oscura sea la piel) son los que presentan mayor riesgo de quemadura por lo que requieren el empleo de láseres de mayor longitud de onda y duración de pulso.

Grosor del vello

El vello, nos sirve a modo de antena para dirigir la energía hasta el folículo que lo genera. Cuanto más grueso sea éste, más fácilmente "absolverá" la energía lumínica que irradiemos sobre él aumentando con ello las posibilidades de éxito de cada sesión.

Factor hormonal

La edad del paciente y el sexo son factores extremadamente influyentes en el desarrollo del proceso. Los hombres requieren mayor número de sesiones que las mujeres. Además, un individuo de sexo masculino sigue desarrollando folículos hasta los 40 años aproximadamente aunque sea a un ritmo más bajo.
Las mujeres con alteraciones hormonales y las zonas con mayor vinculación hormonal (areolas, línea alba, mentón...) resultan también más problemáticas a la hora de depilar con láser. Las pacientes (mujeres) jóvenes, a su vez, requieren en la mayoría de los casos más sesiones que las de más edad.