Yoga para niños

¿Te has planteado apuntar a tus niños a yoga? Te vamos a hablar de todos los beneficios de esta práctica milenaria. Desde qué años es recomendable y qué hacen en las clases.

Beneficios del yoga para los niños

Cuando realizan yoga, los niños y niñas toman conciencia de su propio cuerpo y aprenden a adoptar buenas posturas que pueden prevenir futuros problemas, por ejemplo, de espalda. Además, aumentan el tono muscular y se vuelven aún más flexibles.

En cuanto a su mente, gracias a los ejercicios respiratorios logran relajarse y calmarse. El yoga les ayuda aumentar el nivel de concentración, impulsa la creatividad y evita el estrés. Además, en el yoga para niños se fomenta el compañerismo y la amistad, ya que muchas veces se trabaja por parejas o en grupos trabajando la autoestima.

Buena edad para comenzar…

Los niños pueden empezar a practicar yoga a edades muy tempranas. Se agrupan en función de la edad para adaptar al grupo la forma de trabajo en función de las características cognitivas y psicomotoras de esa etapa. No es lo mismo trabajar con niños de hasta 5 o 6 años, donde sobre todo se estimula la percepción de su propio cuerpo y el movimiento, que con 7, 8 años o más, que ya tienen otras capacidades desarrolladas, razonan más, empiezan a perfeccionar las posturas, se puede incluso trabajar la visualización durante unos pocos minutos…

¿Qué se hace en las clases con ninos?

Es evidente que las clases de yoga para niños no es igual que una clase para adultos. Se trata de incorporar el yoga mediante juegos haciendo que se lo pasen bien, que disfruten, que pierdan la vergüenza, que se expresen libremente, que se reafirmen y cojan auto confianza. Para ello se utilizan canciones, cuentos, bailes, expresión corporal y otros recursos a través de los cuales se introducen las posturas de yoga, las técnicas de relajación y hasta un poco de meditación.

¿Es adecuado el yoga para niños muy "movidos"?

Excepto si el pediatra lo desaconseja, el yoga no tiene contraindicaciones para ellos. Si el crío o cría es muy inquieto es más que aconsejable que combine actividades que impliquen desgaste de energía (deportes de movimiento), con el yoga u otros ejercicios similares en los que aprendan a relajarse.